Spotify se encargó de publicar en su blog los motivos por los cuales asegura que “Apple no juega limpio”.

En la publicación señala por qué la firma de Cupertino evita que otras firmas puedan ofrecer un mejor servicio a sus clientes “dándoles preferencia a sus propios servicios y poner en desventaja a la competencia”.

Según dice, uno de los motivos es porque la compañía de la manzana cobra un impuesto injusto para que diversas ‘apps’ paguen una tarifa del 30 % para poder usar su sistema de pagos. Sin embargo, esta regla no aplica para sus propios servicios como Uber o Apple Music.

El siguiente, se basa en que Apple no deja que Spotify comparta las ofertas que benefician a los usuarios, mencionando que “ni siquiera permiten enviar promociones por correo electrónico”.

Aparentemente, el gigante tecnológico evita que los usuarios puedan suscribirse al servicio premium desde la aplicación oficial de Spotify, lo que lo convierte en el tercer motivo de inconformidad porque los obliga a acceder desde un navegador.

El cuarto, indica que Apple no deja implementar nuevas funciones y mejoras que creen que pueden traer beneficios al usuario y a la ‘app’ de música. Esto resulta incómodo para Spotify, pues nunca hay “obstáculos” frente a su propia aplicación de Apple Music.

Por último, la compañía de los iPhone no deja acceder a la plataforma ‘streaming’ de Spotify en todos los dispositivos, ya que no permite que los usuarios lo puedan conectar al Apple Watch, Siri y HomePod.

Frente a la polémica que se ha desatado, la plataforma de música exige que para que la “competencia funcione y la innovación prospere, Apple debe jugar limpio”.