Aunque la mayoría de dispositivos electrónicos deja de funcionar de inmediato cuando es sometida a 60 mil PSI (presión atmosférica), la Nintendo Switch resistió alrededor de un minuto, antes de ceder finalmente cuando el cabezal de corte por presión de agua removió una parte de su pantalla.

Este ‘experimento’ fue realizado por el canal de YouTube de Waterjet Channel, conocido por destrozar cosas solo por el placer de hacerlo.

En este caso, los presentadores del video utilizaron una herramienta para remover una sección triangular de la pantalla de la consola mientras en esta se ejecutaba un juego.

En contra de lo que se esperaba, la consola resiste durante un minuto y 18 segundos el corte del agua a la intensa presión, y aunque, por supuesto, va perdiendo funcionalidad por el agua filtrada, explica Gizmodo, se siguen viendo en los costados como el juego sigue corriendo normalmente hasta que la parte es removida totalmente.

Aquí puede verse el video completo de Waterjet Channel y su ‘experimento’ de alta presión: