De acuerdo con los reportes, las personas no pudieron iniciar conferencias o ingresar a una existente, ni acceder a las grabaciones guardadas; tampoco les fue posible ver el calendario de las reuniones programadas, informó Andro4all.

La herramienta brindó informes detallados en tiempo real de la situación. En su sitio web, Zoom explicó que recibió las quejas de los individuos y se puso a trabajar en la solución.

Posteriormente, la aplicación dio a conocer que el servicio se restableció para la mayoría de usuarios, pero que otros aún registraban dificultades para “obtener cuentas pagas, actualizar o administrar su servicio”.

Los inconvenientes que más se registraron en la ‘app’ Downdetector fueron: conexión de servidor (40 %), iniciar sesión (40 %) y calidad de video (20 %).

Hacia las 11:37 de la mañana (hora Colombia), Zoom aseguró “haber resuelto el problema que provocaba que los usuarios no pudieran iniciar y unirse a las reuniones y seminarios web”, y monitorear el servicio para confirmar su operación de forma exitosa.

Finalmente, el obstáculo fue superado sobre las 12:10 del mediodía (hora Colombia). Según la plataforma, se resolvió “el problema que provocaba que algunos usuarios no pudieran iniciar y unirse a reuniones y seminarios web de Zoom o administrar aspectos de su cuenta en el sitio web de Zoom”.

La caída de la aplicación de videoconferencias se volvió tendencia en redes sociales, principalmente en Twitter, con el ‘hashtag’ #ZoomDown (Zoom caído), y una gran cantidad de usuarios aprovechó para reportarlo y publicar memes sobre el asunto.