Cuando una persona mantiene sus ojos abiertos, el cerebro tiene dificultad en procesar otro sentido, en este caso, el tacto, asegura un estudio realizado la Universidad de Londres retomado por Independent.

A través de varias pruebas realizadas a los participantes del estudio, se mostró que las personas que mantienen sus ojos abiertos mientras realizan alguna actividad, presentan una menor respuesta del sentido táctil.

Por eso, cuando se lleva a cabo alguna actividad placentera como tener relaciones sexuales, bailar y besar, la mayoría de personas cierran los ojos para tener una mejor experiencia y centrarse en un solo sentido y evitar desconcentrarse.

También le puede interesar:

Además, cerrar los ojos permite hacer del momento algo más íntimo y romántico. Por eso, expertos aseguran que esta acción es más común en parejas vinculadas románticamente, informó Bustle.