Su plan incluye la distribución de un kit de protección a embarazadas y pastillas para combatir las larvas en zonas de más riesgo en el estado.

Con su plan de seis pasos, que dio a conocer en conferencia de prensa, Cuomo busca atacar la fuente de transmisión, el mosquito Aedes Aegypti, que normalmente se multiplica con mucha rapidez.

Aseguró además que siguen de cerca esta situación al acercarse la temporada de mosquitos, que comienza el 1 de abril, al dejar atrás las bajas temperaturas, y que se extiende hasta septiembre, cuando comienzan a descender nuevamente.

Su plan conlleva un kit para embarazadas con material educativo, repelente para mosquitos, profilácticos y larvicidas para aguas estancadas.

El mosquito Aedes Aegypti se reproduce en recipientes con agua, por lo que el gobernador hizo un llamado a los neoyorquinos a remover esas fuentes de contagio.

Cuomo indicó además que el plan para las embarazadas se complementará con las pruebas a las que hayan viajado o su pareja a regiones afectadas con el zika.

También se distribuirán 100.000 pastillas contra las larvas en zonas más vulnerables para lo cual se ha diseñado este plan que incluye la ciudad de Nueva York, así como los condados de Nassau, Suffolk, Westchester, Rockland, Orange, Putnam, Dutchess, Ulster y Sullivan.

Así mismo llevará a cabo una campaña pública de concienciación en varios idiomas y se formará a un equipo de respuesta rápida cuando se confirme un caso.

Las autoridades han lanzado además una página web www.ny.gov/zika con información sobre el virus.