Esta técnica es muy sencilla y consiste en cavar un hueco, no muy hondo, en el que las personas se acuestan para luego ser cubiertas por más arena y allí gozar de los beneficios del calor natural que se genera, informó Top China Travel.

Esto se lleva a cabo durante el verano en la superficie de algunas dunas de arena, donde el suelo alcanza una temperatura de hasta 80 grados y la mejor hora para hacerlo es entre las 2 y 6 de la tarde.

En otros países como Egipto, también se ha popularizado esta técnica, de acuerdo con Mirror, que según registros y varios testimonios, podría curar y mejorar los síntomas de enfermedades como la artritis, hemiplejia, presión arterial alta y la neurastenia, Top China Travel.

En este video publicado por Cimahub, podrá aprender más sobre sus beneficios y propiedades de una técnica que, aunque puede resultar dolorosa por las altas temperaturas, puede resultar muy positiva para la salud.