El hombre fue hospitalizado el pasado 10 de enero luego de llegar de un crucero por el Pacífico Sur (Nueva Caledonia, Vanuatu, Islas Salomón, Nueva Zelanda) y fue transferido inmediatamente a cuidados intensivos debido al rápido deterioro en su estado de salud, llegando a un estado de coma que hizo necesaria la asistencia respiratoria artificial

En los exámenes realizados, los médicos encontraron rastros del virus del Zika en el líquido encefálico raquídeo del hombre.

Además, se registró que presentaba una peligrosa infección en el cerebro y las meninges, informó un estudio publicado en la revista médica ‘New England Journal of Medicine’ retomado por AFP.

También le puede interesar:

El virus tiene una relación directa con el sistema nervioso, por lo que deteriora algunas funciones básicas del organismo como fiebre y pérdida de la movilidad en las extremidades, además de la inflamación cerebral.

Un test llamado de amplificación genética (PCR) detectó el material genético del virus en el líquido extraído por punción lumbar, lo que puso en evidencia un “virus vivo”, según un análisis llevado a cabo en el centro nacional de arbovirus en Marsella (sur), aseguró el doctor Guillaume Carteaux, coautor de la publicación en el diario mencionado anteriormente.

El virus del Zika está presente en América Latina y ha provocado cientos de casos de microcefalias en los bebés de madres infectadas.

Esta malformación es grave e irreversible y se caracteriza por causar una malformación de los pequeños que nacen con el cráneo notablemente pequeño.