La usuaria salió de los establecimientos de rumba ubicados en esa zona, en aparente estado de embriaguez, y tomó ese servicio de transporte público privado, de acuerdo con RCN Radio.

Según una declaración de la pasajera a la emisora, ella le habría manifestado a la conductora que se “sentía mal”, por lo que terminó trasbocando dentro del taxi.

Un periodista de RCN —que difundió las imágenes en Facebook— dice que la Policía intervino en un primer momento antes de que comenzara la grabación y habría abandonado el sitio rápidamente.

Luego, cuando comienza el video se aprecia cómo la conductora arrastra y baja bruscamente a la pasajera del vehículo. La deja tendida en la avenida y a la mirada de varios taxistas y organizadores de logística que presencian la situación.

También se escucha cómo la usuaria llora y grita: “¡Ayuda! “Ayúdenme, por favor”; mientras tanto, una mujer, trabajadora de la zona, se solidariza con la pasajera y se acerca.

En el video, además, se escucha que un hombre comenta: “Es que no se quiere bajar. Le vomitó el carro”. Esa afirmación también la hace la taxista ante el reclamo de un hombre, que le pregunta: “¿Y eso qué tiene que ver?”.

Finalmente, un taxista manifiesta: “No se quiere bajar y uno cómo hace ahí. Ya llamamos a la Policía, y el policía dijo que la bajara”.

Sobre el hecho, la emisora habló con la usuaria que denunció la agresión y aseveró que ella pagó el servicio por adelantado, por lo que “se comprometió a limpiar el carro una vez que llegara a su casa; sin embargo, la taxista exigía el pago de inmediato del lavado del vehículo”. Por este motivo comenzó la discusión.

Acerca de la acción de las autoridades la denunciante lamentó: “Yo aceptó que cometí un error, pero también es injusto conmigo la manera en la que fui tratada y la Policía no hizo nada. No me debieron agredir de esa manera”.