Luego de que, en la mañana de este lunes, alrededor de 150 vehículos bloquearan la carretera en el sector conocido como La Portada al Mar, los representantes de los conductores del servicio público intermunicipal llegaron a un acuerdo con las autoridades, pero advirtieron que de no ver resultados en los próximos días, se tomarán de nuevo las vías, informó el diario El País, de Cali.

Ante la presencia de las autoridades y el anuncio del envío del Esmad para retirar los vehículos,  los manifestantes despejaron la vía e iniciaron un ‘plan tortuga’ para regresar al Terminal de Transportes de la capital del Valle.

“Llegamos a un acuerdo en el que ellos (las autoridades) se van a reunir con el representante de nosotros”,  aseguró Jesús Jiménez, vocero de las protestas, al diario regional.

Según los manifestantes, sus ingresos han disminuido debido a la presencia de transportadores que operan de forma ilegal en ese sector del oeste de la capital caleña.

“La protesta es contra los piratas. Ellos salen, viajan más barato, llevan a las personas hasta las casas; entonces, eso nos tiene asfixiados. Estamos sintiendo que nos podemos quedar sin trabajo”, le dijo Jesús Jiménez al diario.

De acuerdo con el líder de los transportadores, “hasta hace un tiempo un carro podía producir entre 14 y 16 millones mensuales y hoy en día solo se están haciendo 8 o 7″.

Por esta razón, los manifestantes exigen mayores controles en contra de dichos ‘vehículos piratas’, pues la situación está “quebrando” a quienes prestan su servicio de forma legal, informó Blu Radio.

Los agremiados incluso denunciaron amenazas de muerte de parte de la supuesta competencia ilegal, añadió la emisora.

“No es una amenaza, pero si no desbloquean yo tengo que proceder. Me toca inmovilizar algunos vehículos y traer el Esmad (…) Lo que se están haciendo en este momento es ilegal”, les había comunicado muy temprano el comandante operativo de la Policía Metropolitana de la ciudad, Didier Estrada, a los manifestantes, según El País de Cali.