El periodista Ariel Ávila dijo, en su cuenta de Twitter, que la Revista Semana había optado por sacar del aire su programa ‘El Poder’, decisión que ese medio anunció entre los planes que alista para el 2021, de acuerdo con esta publicación.

“Por decisiones @RevistaSemana, mi programa ‘El Poder’ fue cancelado, así como mi participación en el canal”, trinó el politólogo, y dejó un mensaje de agradecimiento para la empresa y para sus compañeros de trabajo. Además, calificó su actividad: “Hicimos un periodismo crítico e investigativo”.

Minutos después de este trino, Semana se pronunció al respecto y sostuvo que  fue “por petición de Ariel Ávila” que el programa ‘El Poder’, “que iba hasta el 31 de octubre, no se emitirá a partir” de este lunes. “Gracias a Ariel y su equipo por el excelente trabajo”, agregó ese medio.

Ávila respondió a este mensaje con otro trino en el que asegura que precisamente en la mañana de este lunes le notificaron que su programa se cancelaría, y que “le dieron fecha límite hasta el 31 de octubre”.

En su trino, Ávila también explicó que decidió no acogerse a esa fecha ni continuar con su programa hasta fin de este mes, pues para él no tenía sentido continuar “algo cancelado”, y detalló que la minga indígena era el tema central del programa que tenía preparado para el lunes y que ya no saldrá al aire.

La salida de Ávila fue analizada en ‘La Luciérnaga’, de Caracol Radio, en donde la periodista Alejandra Villamizar planteó que esta decisión de Semana estaría motivada “con las mediciones” de las audiencias.

“El clic que no perdona, y se cancelaría también un programa que se llama ‘El Debate’”, agregó Villamizar, y dijo que “no se sabe si es un momento de crisis dentro de las nuevas apuestas, o alguna decisión como la de las últimas semanas”, refiriéndose a  los cambios que hizo ese medio entre sus directivos.

Pero el periodista Pascual Gaviria lanzó otra hipótesis, en el mismo espacio radial, sobre la salida del aire del programa de Ávila: “Es claro que ese programa de ‘El Poder’, en Semana, tenía una línea editorial muy distinta a la que maneja la revista en este momento. Y creo, también, que por ahí se da un poco la decisión”.