Eso dio a conocer El Tiempo este domingo y señaló que las autoridades llegaron a la Registraduría de Cubará, Boyacá, luego de asociar la bomba en la Escuela General Santander de Bogotá (que dejó 22 muertos y 81 heridos) con ‘Pablito’.

A funcionarios de dicha entidad de registro les pagaron un soborno para alterar los datos del jefe guerrillero (no solo su nombre, sino hasta el de sus padres, como en el caso de ‘Pablito’, quien registró como progenitores a sus padrinos), pero no es el único porque hay, por lo menos, 1.200 registros falsos, aseveró el diario.

Entre esos documentos ilegales también aparecen el de “Arley Carvajal, alias ‘Coco’, quien se entregó en marzo a las autoridades de Arauca. También Efraín Pabón, alias ‘Brazo de reina’, capturado en 2015; y ‘Tuerto Lucho’, dado de baja hace 4 años”, añadió el medio.

Por eso ahora las autoridades están revisando papel tras papel de la mencionada registraduría y buscando a los funcionarios que hicieron los trámites para, incluso, pedir ayuda de la Interpol en la búsqueda de los guerrilleros prófugos de la justicia, como es el caso de ‘Pablito’.

“Una vez vinculada la nueva identidad [de ‘Pablito’] a la orden de captura, Colombia pedirá apoyo de la Interpol para dar con el paradero de este guerrillero que terminó haciendo trizas la mesa de diálogo entre el Eln y el Gobierno, por sus negocios de narcotráfico y su violencia”, puntualizó el impreso.