La decisión del alto tribunal tiene que ver con que el exministro Andrés Felipe Arias podrá impugnar la sentencia de 17 años de cárcel que le dictó la Corte Suprema de Justicia, en 2014, en relación con presuntas irregularidades en el manejo de subsidios del programa Agro Ingreso Seguro.

Así las cosas, el exfuncionario del gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez podrá acudir a otra instancia para que se le revise su caso, una posibilidad que, según expertos analistas, le podría abrir la puerta a una avalancha de casos de exfuncionarios condenados que saldrían a pedir un segundo estudio de sus sentencias.

Más allá de este debate que empieza ahora con la decisión de la Corte de beneficiar a Arias, varios sectores políticos dejaron ver sus diferencias al referirse al tema.

Por ejemplo, integrantes del Centro Democrático cerraron filas para defender al exfuncionario, y mientras la senadora Paloma Valencia dijo que le “alegra mucho que se haya respetado el derecho humano de Arias”, su colega María Fernanda Cabal aplaudió que esta decisión le abra “un camino de luz a un hombre inocente”.

En ese sentido, otros integrantes del uribismo se sumaron a la celebración.

Pero políticos y líderes de oposición lamentaron que la Corte le haya concedido este beneficio, advirtieron que aunque Arias pueda apelar su condena eso no significa que vaya a quedar libre por ahora y, también, se mostraron confiados en que el caso se resuelva pronto y la condena le sea ratificada.