El Gobierno había decidido quitar este requisito y dijo que lo hacía siguiendo recomendaciones de expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), pero la decisión judicial reversó esa determinación.

El ministro de Salud, Fernando Ruiz, incluso dijo que sería imposible volver a pedir las pruebas de manera inmediata, y formuló otros reparos por los que explicaba que no podría cumplir la decisión.

Aún así, el mismo juez ratificó su decisión este viernes, aunque accedió a cambiar un aparte en el que también volvía a exigirse un aislamiento de 14 días para los recién llegados, según informó Blu Radio.

No obstante, el juez no eliminó del todo este último requisito, sino que ordenó que se imponga solo a los viajeros que no traigan el resultado de la prueba PCR mientras se les practica una y se conoce su resultado, agrega la emisora.

El Ministerio de Salud señaló que volver a pedir las pruebastendría implicaciones logísticas que no estaban claras. Por ejemplo, dijo que hay que establecer qué sucede si la prueba viene en otro idioma, “cómo se puede interpretar, quién la traduce y quién verifica que un documento realmente es una prueba verdadera o falsa”.

Ahora, esa cartera deberá regular estos y todos los demás pormenores de la implementación.