Según denuncian decenas de personas en ese sector del sur de la ciudad, los recibos llegan ahora por el doble y, en algunos casos, por el triple de lo que cobran habitualmente.

Buena parte de esos ciudadanos salieron a las calles este lunes en la mañana a protestar y bloquear calles con los recibos en mano. Incluso, los rompieron en vivo en Noticias Caracol.

Una de las personas que se queja mostró su recibo que en meses atrás llegó por 17.000 pesos y ahora está llegando por más de 60.000 pesos, en estrato uno de la capital.

“El recibo el gas me llegó por 59.500 pesos y aumentó en más del 30 %”, denunció otro ciudadano en ese noticiero.

La queja de la mayoría de ellos es contra la Alcaldía de Bogotá por los compromisos que se hicieron hace varias semanas de subsidiar los servicios públicos en la capital. Puntualmente, contra la alcaldesa Claudia López.

“Es una injusticia, la alcaldesa no nos mira. Solo vino por los votos, solo vino a buscar votos y nos abandonó, no nos quiere dar ninguna ayuda”, dice otra de las denunciantes.

Las protestas se han mantenido durante la mañana de este lunes y, por ahora, ni las empresas de servicios públicos ni la Alcaldía se han manifestado para dar posibles explicaciones sobre el incremento, en casi el doble, de los recibos para estas personas en una de las zonas más necesitadas de la capital.