Este sujeto fue enviado a la cárcel en 2014 por el delito de secuestro extorsivo. Allí, se convirtió en un supuesto guía espiritual para ‘ayudar’ a los reclusos con sus penas, informó Noticias Caracol.

Alias ‘Niño’ logró ganarse la confianza de sus internos y así consiguió que le contaran cosas íntimas.

El delincuente, al recobrar la libertad en 2017, usó esos datos para extorsionar a los presos y sus familiares, agregó el informativo.

“En su condena fungía como pastor al interior de un patio de la cárcel y, ganándose la confianza de los demás internos, por supuesto obtenía información para posteriormente iniciar un trabajo criminal”, comentó al noticiero el coronel Carlos Triana, comandante de la Policía de Boyacá.

Según las autoridades, el sujeto involucró a 2 de sus hijas para que le ayudarán a cobrar las extorsiones a la familia de los presos.

“Aprovechaba esa circunstancia para obtener recursos y estamos hablando de giros importantes, sobre 4 millones, precisamente para no atentar contra la integridad de las familias, pero también evitar posibles traslados a otras cárceles del país”, indicó el comandante Triana.

Luego de varios meses de seguimiento, la Policía logró dar con la captura de alias ‘Niño’ y sus dos hijas en un barrio de Ibagué.

De acuerdo con Noticias Caracol, la familia de extorsionistas fueron enviados a varias cárceles de Sogamoso, Boyacá.