Las imágenes circulan en redes sociales y en ellas se aprecia al policía, desde diferentes ángulos, empuñando su arma de dotación contra el joven, que porta una gorra verde y una maleta terciada en la espalda.

Las imágenes fueron compartidas en Facebook, por la página ‘Policía Criminal de los Colombianos’, y en Twitter, por la cuenta Peñalosadas, en donde piden que la Policía Nacional se pronuncie y aclare si ese es el uniformado señalado del salvaje ataque.

Policía señalado del disparo-Foto Facebook

Por su parte, el joven herido habló en RCN Radio sobre el incidente y dijo que de no ser por unas gafas que llevaba puestas el disparo le hubiera destrozado también el ojo.

“El Esmad empezó las agresiones, nosotros estábamos tranquilos cuando comenzaron a lanzar los gases, una lata cayó cerca a mis pies y yo lo pegué una patada y el señor del Esmad me disparó a dos metros de distancia en la cara”, explicó Sebastián Díaz, estudiante de medicina veterinaria en la Universidad Antonio Nariño.

Además, el joven dijo en la emisora que con las pruebas y el número de la placa del uniformado denunció su caso a la Fiscalía.

Así le quedó el rostro al estudiante-AFP

Este caso recuerda lo sucedido durante la protesta de camioneros en Boyacá, en julio de 2016, en donde un joven recibió un disparo de gas lacrimógeno y murió debido al impacto en su rostro.

Según informó Semana, a raíz de este y otros ataques similares, aunque en Colombia “el Esmad no porta armas de fuego, sino un armamento considerado no letal: granadas y fusiles que disparan gases, sonidos ensordecedores y tanquetas que lanzan agua”, lo cierto es que ese armamento no letal ha dejado graves consecuencias en los manifestantes.