García de la Torre hizo el anuncio este miércoles a través de sus redes sociales, en donde dijo que la denuncia en contra de Hollman Morris, hoy candidato a la Alcaldía de Bogotá, es por el “delito de acto sexual violento”.

Por esa misma red, la periodista fue cuestionada por un grupo de tuiteros que le preguntaron por qué precisamente hizo esta denuncia en plena campaña electoral, aunque hubo quienes se solidarizaron con ella y la animaron a que este tipo de comportamientos no se debe callar, así haya pasado años atrás.

“Mi honra e integridad son más importantes para mí que cualquier cálculo político en el que se haya metido el horrendo individuo que me violentó. Si no me hubiera atacado, si fuera un tipo decente de verdad, yo no tendría problema en apoyarlo. Pero NO LO ES”, respondió la profesional.

Además, les dejó otro comentario a quienes la criticaron por considerar que se trata de un supuesto “oportunismo” político.

“¿Cuándo le apetece a su señoría que denuncie el maltrato físico del que fui víctima? Me cuenta qué día exacto le queda bien”, reaccionó García.

La periodista recordó que aunque este episodio con Morris ocurrió hace unos 8 años, cuando ella lo buscó en España para una entrevista, fue hasta ahora que sacó “valentía” para llevar su caso a instancias judiciales.

“La humillación de esos horrendos besos forzados se ha convertido en fortaleza y esperanza”, puntualizó la mujer.

García de la Torre hizo público su caso, por primera vez, en una columna de El Tiempo que publicó en febrero de este año, en donde contó que mientras dialogaba con Morris él se sobrepasó.

Me agarró a la fuerza, me manoseó y me besó en la boca. Mi reacción fue de asco y sorpresa y lo separé de mí como pude”, escribió, revelación por la que muchos se solidarizaron con ella.

Días después y como otra mujer también lo estaba denunciando públicamente por acoso, Morris concedió una entrevista con Vicky Dávila en la que dijo: “Si ella interpretó que yo la acosé, no tengo ningún problema en pedir disculpas, sí. Pero créame que yo no lo hice de mala fe”.

Pese a reconocer que cometió un error, el hoy candidato denunció a las dos mujeres por lo que él considero habría “injuria, calumnia y falsa denuncia” en su contra.