Ese problema le ha provocado varios desmayos al condenado excongresista, actualmente preso en la cárcel La Picota, razón por la que fue trasladado al Hospital Universitario Samaritana, en el centro de Bogotá, informó Caracol Radio.

Allá, de acuerdo con el abogado Alejandro Sánchez, defensor de Bula que fue citado por la emisora, un especialista le “recomendó que tenía que tener un tratamiento constante [y] estar siempre acompañado”.

En los documentos médicos sobre la situación de Bula, asegura la frecuencia radial, dice que el preso debe estar hospitalizado, por lo que la defensa está en un proceso de negociación para que “se garantice el derecho a la salud y no se vaya a correr un riesgo elevado de un testigo tan importante”, manifestó el jurista, según la cadena radial.

Bula está preso desde 2017 por los sobornos que recibió de la corrupta Odebrecht, y desde entonces se ha convertido en el testigo clave del caso, por la colaboración que le prestó a la Fiscalía al dar más detalles de este caso.

Por ahora, queda esperar conocer las medidas que tomarán las autoridades con respecto a la salud de Bula.