Abogado de la Universidad Libre con maestría en Políticas Públicas de Seguridad y Defensa de la Universidad Juan Pablo José Cela de España, expresidente del Consejo Nacional Electoral y consultor de Transparencia Electoral. Así describe CM& el perfil de Vega, tal como lo hizo la propia presidenta del Consejo de Estado, Lucy Jeannette Bermúdez al anunciar su nombramiento por parte de ese alto tribunal, la Corte Constitucional y la Corte Suprema de Justicia.

Ese medio resalta que en su presentación el presidente de la Corte Suprema, Álvaro García, tuvo que aclarar que Vega no manifestó tener ningún impedimento para ocupar el cargo, pero eso no evitó que los cuestionamientos salieran a flote.

El principal de estos se basa en la denuncia del analista Ariel Ávila en una columna publicada por Semana en agosto pasado. Allí lo describe como “una de las personas más cuestionadas por sus comportamientos cuando fue magistrado del CNE”.

Según él, sus padrinos serían los llamados ‘Ñoños’, Musa Besaile y Bernardo ‘Ñoño’ Elías, relacionados con la presunta entrada de dineros de Odebrecht a la campaña presidencial de Juan Manuel Santos, algo que confirmó La Silla Vacía.

Ávila incluso habla de que Vega tendría sociedades comerciales con Elías, pero subraya que el vínculo más grave lo tendría con el excongresista Otto Bula, condenado por el mismo escándalo y con quien habría mantenido conversaciones extensas y fluidas. “Las indagaciones realizadas por la Fundación Paz y Reconciliación indicarían que se dio un pacto del silencio”, añade el columnista.

Aunque La FM reseñó en su momento que Vega rechazó los señalamientos que lo involucraban con Bula, e incluso amenazó con denuncias a la magistrada Ángela Hernández, que fue la que reveló un listado de llamadas entre ambos, la discusión no habría terminado en nada.