El supuesto abuso sexual fue ventilado en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) por quien habría sido la víctima, Luz Fary Palomar Quintero, que dijo que fue reclutada a la fuerza por la organización insurgente cuando tenía 10 años de edad, y violada por ‘Timochenko’ en San Vicente del Caguán, en la antigua zona de distensión.

El caso vuelve a poner contra la pared a los dirigentes del partido político Farc, que se han empeñado en negar no solo el reclutamiento forzado de menores, sino el abuso sexual de menores. De hecho, Palomar Quintero recordó en la JEP que ella y algunos de sus hermanos fueron llevados con engaños a los campamentos de las Farc cuando era una guerrilla, reportó La FM.

Yo fui violada a los 13 años por ‘Timochenko’, aunque él dice que no, y niega todo”, dijo la mujer ante el tribunal de justicia transicional, según las declaraciones citadas por la emisora. “Él me violó a los 13 años cuando estábamos haciendo un campamento en el hospital del Bloque Oriental de las Farc, en San Vicente del Caguán”.

Otros detalles aportados por Palomar Quintero ofrecen elementos para entender los métodos utilizados por los guerrilleros en sus vejámenes contra los menores de edad aprovechando su extrema vulnerabilidad. “Él [‘Timochenko’] llegó a mi ‘caleta’ donde yo dormía a eso de las 12 de la noche y abusó de mí. Me puso una pistola. Me decía que, si gritaba, me mataba ahí mismo. Me abusó. Me hizo lo que a una niña jamás se le debe hacer. A raíz de esto duré varios días enferma”.

“Fue algo muy fuerte para mí y me da mucha rabia escuchar a ese señor tan hipócrita”, continuó la mujer en su relato ante la JEP, reproducido por la frecuencia radial. “Yo le decía que por favor no me violara, y [‘Timochenko’] me ponía la pistola en la cabeza. Él lo hacía con mucha satisfacción”.

También lamentó lo que les ocurre con mucha frecuencia a las víctimas: “A muchas víctimas no nos creen porque ellos tienen poder y representaban altos mandos allá, y nosotras fuimos unas simples reclutas. Pero si me tocara hacer un careo y contar la verdad de lo que sucedió, yo lo haría”, aseguró.

“Da rabia porque él niega todo y la JEP no nos ayuda tampoco a nosotros como víctimas de las Farc”, lamentó la mujer. “Le creen todo lo que dice porque fue un mando superior. Y a nosotras las víctimas no nos creen nada. La palabra de nosotras contra la de él no vale”.

Pero la denuncia de Palomar Quintero ahonda y pone en evidencia otras prácticas de la entonces guerrilla que también se resisten a reconocer los hoy dirigentes del partido político surgido de los acuerdos con el gobierno de Juan Manuel Santos. Ella aseguró, según su declaración difundida por el mismo medio, que quedó embarazada de ‘Timochenko’. “Tuve un aborto de él, aunque diga que no eso es verdad”, sostuvo.

“Me di cuenta a los dos meses que estaba embarazada y él [‘Timochenko’] me mandó a practicar un aborto, porque no se podían dar cuenta que yo estaba embarazada porque era una menor de edad”, recordó Palomar Quintero, y añadió otros aspectos espeluznantes: “En el hospital [del Bloque] Oriental los abortos eran normales. Hacían muchos al día a niñas de 12 y 13 años. Sacaban niños de 6, 7 y 8 meses”.

Denunció que el encargado de esos abortos era Mauricio Jaramillo, alias ‘El médico’. Y añadió que, a los pocos días de ese aborto, nuevamente fue abusada por ‘Timochenko’.

Consultado por este caso, Londoño dijo en Caracol Radio: “A través de los medios es muy complejo salir a responder una acusación, una infamia de ese tipo. Desafortunadamente a muchas personas las han instrumentalizado para hacerle daño al proceso [de paz], y yo tengo toda la disposición de aclarar lo que sea necesario aclarar en los escenarios planteados para eso. Tengo toda esa disposición”.