Luis Álvarez contó en Blu Radio que la mamá de su agresor, otro menor de 16 años, que vive cerca de él, lo llamaba para que lo acompañara a comprar comidas o hacer diligencias, y él siempre iba con ella.

Incluso, Álvarez señaló en la entrevista que él le advirtió a la mamá de su agresor sobre la conducta homofóbica, “para evitar problemas”.

Aun así, el hijo de la mujer se la pasaba insultando a Álvarez, tratándolo de marica, porque es homosexual, contó él en la emisora agredido, hasta que la víctima se cansó del irrespeto y le reclamó.

“Él pasó con una burla, con una risa y molestándome. Yo le dije: ‘A mí me haces el favor de respetarme. Yo contigo no me hablo, y tú para mí moriste, estás enterrado’, le dije así” narró Álvarez.

Posteriormente, el agresor sacó un machete y lo atacó de frente, sin que la víctima pudiera reaccionar, y le mutiló el brazo izquierdo.

El caso del joven de 17 años, que sucedió en Sincelejo ha despertado la solidaridad de cientos de colombianos que han donado dinero para que él se pueda poner un implante. De acuerdo con la emisora, ya se recaudaron unos 60 millones de pesos para que el menor pueda hacerse la cirugía.

Pese al deplorable ataque, por el que dijo estaba “destrozado”, Álvarez mantiene sus sueños de ser chef y “estudiar belleza” intactos.