Pese a las diferencias que existen entre Gustavo Petro y Sergio Fajardo —algunas de ellas personales, según lo que dijo en agosto del año pasado el exgobernador de Antioquia—, el exalcalde de Bogotá se refirió este miércoles a la decisión de la Fiscalía de imputarle cargos a Fajardo por presuntas irregularidades en un contrato cuando fue gobernador de Antioquia.

Quizá por el alejamiento que existe entre los dos políticos, el trino de Petro sobre Fajardo comienza con un “a pesar de todo”, y después manifiesta su deseo: “Espero que Fajardo salga bien librado de esta acusación”.

Tanto la decisión de la Fiscalía, que acusará a Fajardo por presuntas irregularidades en la celebración de un contrato de sustitución de deuda, suscrito el 5 de diciembre de 2013 entre el departamento de Antioquia y el Banco Corpbanca S.A., como las declaraciones de Petro se producen pocos días después de conocerse los resultados de la primera encuesta presidencial hecha a 14 meses de las elecciones del año entrante.

En esa encuesta, Petro va a la cabeza con 23 puntos, mientras que Fajardo, que aglutina buena parte de centro izquierda e incluso a un sector de centro derecha, registró 12 puntos, y se ubicó como segundo, aunque muy lejos de Petro. Sin embargo, hay un dato relevante en ese sondeo, y que destaca Ariel Ávila en El País, de España: “en los escenarios de segunda vuelta [Fajardo] es el único que le ganaría a Gustavo Petro. Esto lo convierte en un candidato bastante atractivo para sectores de centro derecha”.

“No suena bien que a meses de una elección presidencial la fiscalía meta mano”, agrega Petro en su trino, y después advierte que la “sustentación de la acusación debe ser mirada a profundidad” por todos “los abogados y abogadas demócratas del país”.

La advertencia de Petro puede tener sustento si se consideran otras opiniones provocadas por la decisión de la Fiscalía. Para el reconocido abogado Francisco Bernate, por ejemplo, la imputación a Fajardo es “absurda”, “no pasaría en un país serio”, y la Fiscalía no tiene de “dónde” acusarlo. Más bien, dice Bernate, el ente acusador se metió en el proceso electoral.

Gustavo Gómez, director de ‘6 AM Hoy por hoy’, de Caracol Radio, ironizó, por ejemplo, haciendo una metáfora al pedir que le pasaran la tenaza que tiene en una de sus patas la marca ‘Fiscalía’ y en la otra ‘Contraloría’ para apretar un ‘fajardo’ de su micrófono.

Otros fueron más directos y criticaron abiertamente el anuncio del ente acusador. Para el también exalcalde de Bogotá y precandidato presidencial Enrique Peñalosa, esas decisiones resultan “peligrosas” para nuestra democracia.

Apostaría que Fajardo solo hizo lo que le recomendaron su Secretario de Hacienda y técnicos. Y por lo que dice la prensa, nadie robó un peso. Parece más una discusión técnica y legal, que un delito”, añade Peñalosa.

Por su parte, Pablo Felipe Robledo, Ex Superintendente de Industria y Comercio y exviceministro de Justicia, dice que le queda claro que “NO hay nada claro en esta imputación penal de delitos” contra Fajardo. Para el exfuncionario, la Fiscalía “pretende que un gobernante sea adivino eficiente del futuro del dólar, lo cual ni Dios puede adivinar. Qué horror!”.

Y desde esa perspectiva del indescifrable comportamiento del dólar, Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, aseguró que es “muy grave” que la Fiscalía “pretenda volver un delito los movimientos no anticipados del precio del dólar. Bajo esa teoría deberían ser imputados todos los servidores públicos que contrataron créditos en dólares antes del 2014. Absurdo y peligroso”.