Este viernes, el ente acusador mostró matrículas inmobiliarias, declaraciones de renta, certificados de compra de divisas y la declaración de renta que Jenny Ambuila, hija del exfuncionario, hizo en Estados Unidos, culpar formalmente a la familia Ambuila, y otras tres personas que también trabajaban en la Dian, de permitir el contrabando, aseguró El Tiempo.

Las seis personas a las que señala la Fiscalía fueron acusadas, según el diario, por lavado de activos, concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito y favorecimiento al contrabando, y tendrán que responder el próximo año en audiencias preparatorias para el juicio.

La Fiscalía intentó llegar a un acuerdo con Ómar Ambuila, según dijo el exfiscal Andrés Jiménez en una entrevista pasada con La W, pero este se negó a colaborar, pese a que, según Jiménez, las pruebas que tiene el ente acusador son “contundentes”.

Teníamos la esperanza de que el señor Ambuila o alguien de su familia decidiera colaborar con la Fiscalía. Lo que nos llamó poderosamente la atención es que en algún momento que se abrió la puerta para poder conversar, abruptamente se cerró. Parecer ser que prefiere arriesgarse en juicio y  arriesgar el futuro de su familia“, manifestó meses atrás el exfiscal que fue el que comunicó de esta investigación a la opinión pública.