Gustavo Petro fue quien inició la polémica respondiendo un tuit que había publicado Claudia López este viernes hablando sobre su propuesta de generar un “cambio que derrote la corrupción”.

El excandidato presidencial le reclamó a López que no apoyar el metro subterráneo hace que los privados mantengan el control del transporte público en Bogotá y que, según él, eso es corrupción. “¿Cómo van a derrotar la corrupción si mantienen el sistema de privado transporte? El transporte privado de Bogotá es diez veces más poderoso que un banco. El metro subterráneo de propiedad pública les quita buena parte del negocio”, escribió Petro este sábado.

Claudia López no se quedó callada ante esa crítica que le hizo Petro y le recordó que, durante su alcaldía, el transporte público también fue controlado por privados y que eso no fue corrupto. “Gustavo, durante tus 4 años de administración Transmilenio y el SITP estuvieron en manos de privados. ¿Entonces tuviste 4 años de  corrupción? No era corrupción entonces y tampoco lo es ahora”, reflexionó López.

Por último, la candidata del partido Alianza Verde le hizo una invitación al congresista: “Respira profundo y promueve a tu candidato Hollman Morris con serenidad”.

El de este sábado fue otro de los tantos capítulos que tiene la novela en torno al enojo de Gustavo Petro con Claudia López porque ella decidió no revivir el diseño del metro subterráneo que la alcaldía del primero realizó.

Además, en las últimas horas Petro volvió a arremeter contra la exsenadora porque recibió el apoyo de Ángela María Robledo, quien fuera fórmula vicepresidencial de él en las elecciones del año pasado.