La víctima fue identificada como Luz Marina Pushaina, una indígena wayúu en La Guajira y madre de tres niños, que también están padeciendo enfermedades asociadas con la desnutrición. Según la información que publica el senador en sus redes sociales, desde hace una semana venía anunciando la grave enfermedad de esta mujer, pero ni el ICBF ni su directora, Cristina Plazas, habrían querido apropiarse del caso.

“En la Audiencia del pasado jueves (en el Congreso) denuncie que la señora Pushaina y sus tres hijos estaban en grave peligro de muerte por su avanzado estado de desnutrición y solicité acciones urgentes a la directora del ICBF, de la Procuraduría y el Ministerio de Salud, pero, infortunadamente, no sirvieron porque esta madrugada perdió la vida”, manifestó López, citado por Caracol Radio.

Además, el congresista advierte en la emisora que ahora la prioridad debe ser la atención a los hijos de la víctima por “el grave riesgo en que se encuentran”, ya que el menor de un año, Wilder José, está “hospitalizado en Maicao”.

También, dice que denunciará a Plazas porque, según él, fue una muerte cantada que se pudo evitar.

Este choque entre López y Plazas por temas de alimentación a niños, atención médica y formalización de madres comunitarias viene de meses atrás, ya que en 2016 el senador amenazó con llevar el caso a los tribunales debido a unos señalamientos que hizo la directora del ICBF.

Lo que dijo Plazas, según registro de El Espectador, fue que detrás de las protestas de las madres comunitarias que acamparon al frente de la sede del ICBF en Bogotá estaba el senador patrocinando, y todo porque supuestamente no se contrató a una recomendada por él.

La respuesta de López fue: “Yo no estoy detrás de esa protesta, estoy al frente defendiendo sus derechos y los de los niños”.

Ahora, la disputa entre López y Plazas se vuelve a agudizar con la muerte de la mujer.