Una semana antes de las elecciones, a mí me iban a matar. Contrataron sicarios. Dos veces la Policía me sacó de lugares. Fueron al barrio Popular y allá intentaron contratar un sicario. Ese sicario no aceptó, el tema se filtró y nos alcanzó a llegar información”, relató Daniel Quintero, alcalde de Medellín, en diálogo con Noticias Caracol. 

El mandatario de la capital antioqueña, que basó parte de su campaña en el manejo a la crisis de Hidroituango, señaló que estuvo muy cerca de sufrir un ataque en un lugar al que fue tan solo días antes de las elecciones.

“[Me salvé] gracias que, literalmente, estaba muy cansado en los últimos días de campaña. El evento era en este lugar; yo dije: ‘No, paremos 10 minutos, porque todavía no ha empezado’. De pronto, la Policía entra y me saca a toda velocidad, porque había llegado una persona [presuntamente un sicario]”, indicó Quintero, en el informativo. 

En la entrevista, Juan Roberto Vargas, director de Noticias Caracol, se aseguró de que el alcalde estaba diciendo lo que todos pensaban. Allí, Vargas preguntó: ¿A usted lo querían matar por el tema de Hidroituango? A lo que Quintero respondió: A mí me querían matar. 

El mandatario desarrolló el concepto de la denuncia y manifestó: “Acá hay muchos intereses. Cuando hay 9,9 billones de pesos de intereses, muchas cosas pasan. Acá hay intereses muy pesados, muy fuertes, que se han puesto en juego y que están moviéndose por este tema”. 

Esta es la afirmación de Daniel Quintero, alcalde de Medellín (desde el minuto 5:10):