Valencia tiene 43 años de edad y según dijo, en el programa Vicky Dávila en Semana, la crisis de salud por la que atravesó comenzó el pasado 18 de marzo, día en que sintió los primeros síntomas. Tres días después fue llevado al hospital, pero el 28 le dieron salida.

No obstante, explica, un día después (29 de marzo) la situación empeoró: “Seguí con fiebre y mucho dolor de cabeza, y cuando ingresé a la Clínica Shaio fue prácticamente directo a cuidados intensivos. No estuve intubado, afortunadamente, pero sí en un momento crítico”.

Pero Valencia agradece hoy el haber superado esta enfermedad con la ayuda de su jefe y de los miembros de su familia, aunque eso haya representado un contagio masivo en el hogar.

“Las oraciones de amigos, familiares y compañeros dieron resultado. Ya estoy sin este mal que me aqueja, y mi esposa también. Todavía queda la parte de mi hijo pequeño y uno adulto que todavía tengo con este virus”, comentó el taxista en el programa.

El hombre narró que estos contagios se fueron dando “poco a poco”, debido a que sus allegados “estuvieron en contacto” con su hijo pequeño, mientras que el mayor habría recibido el virus ya que “estuvo pendiente” del cuidado de su padre.

“Ya van saliendo, afortunadamente, y están asintomáticos en este momento”, agregó.

En cuanto al contagio, Valencia tiene dos hipótesis: una, que pudo haberse dado por medio de “una señora” que llegó al país y que él transportó desde el aeropuerto y, la otra, cuando tuvo que abordar “un bus del SITP” que iba repleto de pasajeros.

Para ese instante, dijo, no usaba tapabocas porque “la misma Secretaría de Salud nos decía que si no teníamos ningún síntoma no debíamos usarlo”.

Al final, el conductor se mostró agradecido con la ayuda que le brindaron, pero dijo sentirse decepcionado con la empresa Radio Taxi Aeropuerto, con la que lleva trabajando cerca de 20 años, pues “simplemente se comunicación para hacer un seguimiento, pero nada más”.

Precisamente esta falta de ayudas para los taxistas fue el tema central del debate en el programa, y allí también fue invitado el vocero Hugo Ospina, que se quejó del poco apoyo que recibe el gremio y de la difícil situación económica que afrontan los trabajadores.