Sin embargo, desde la dirección del banco BBVA le explicaron a Pulzo que todo se trató “de un malentendido”, en la sede bancaria de Ciudad Jardín de Cali.

Según la versión del banco, el médico fue requerido por el guarda de seguridad en la entrada principal para verificar si cumplía con la medida de ‘pico y cédula’; al constatar la información, el profesional ingresó a la entidad y cumplió con sus trámites.

Lo anterior lo explicaron porque en Facebook empezaron a difundir las imágenes, donde se aprecia al médico muy dolido y diciéndole a un vigilante:

“Así no son las cosas, me perdonan. Médicos, enfermeros, cualquier persona que trabaje en la salud tiene derechos […]. Ojalá cuando usted vaya a un hospital y un compañero suyo de vigilancia no lo deje pasar se acuerde de mí. Gracias”.

Sobre la situación, Katherine Pardo, directora de experiencia de clientes del BBVA, refirió:

“Se trata de un malentendido. Nuestro cliente llegó a la oficina ayer y tan pronto el señor de la portería equivocadamente le pidió la cédula, el señor se molestó y dijo que era del sector salud. Con razón se dejó ingresar hizo las vueltas y a la salida, estaba un poco cargado y molesto, y le dijo al guarda lo que está circulando en el video”.

Además, la entidad lamentó el hecho y señaló: “No es nuestra posición, bajo ninguna circunstancia, cometer ningún acto de discriminación ni fallarle a ningún sector del país, muchísimo menos al sector salud ni ahora ni nunca”. También aclararon  que hablaron con el cliente, quien “está tranquilo” y entendió que todo fue un malentendido.

Este es el video que cuenta con 110.000 reproducciones y más de 21.000 compartidos en Facebook: