En las imágenes, se ve cómo el cuidador se revuelca en el capó del carro y cae por un instante al suelo luego de que el conductor lo atacara con el gas. 

El hombre se para del piso e impide que el dueño del vehículo se vaya del lugar, mientras le pide a las personas que llamen a la Policía y que le den un poco de agua. 

Luego de unos minutos, llegan unos patrulleros en una moto y evitan que el hecho pase a mayores.

En medio de las discusiones, el cuidador alega que el hombre no le quiso pagar por su servicio y que le echó el gas. 

Por su parte, el conductor dice que el sujeto se puso agresivo y grosero porque no le quiso pagar los 2.000 pesos por cuidarle el carro. 

Cabe mencionar que la publicación no especifica cuándo ocurrieron los hechos ni en qué terminó el incidente.  

Varios internautas opinaron que el cuidador no tiene el derecho de cobrar esta cifra porque la propina es voluntaria y otros aseguraron que no fue la mejor forma de solucionar las cosas. 

A continuación, el video en cuestión: