Ha sido tal el inconformismo después del anuncio hecho por la alcaldesa Claudia López sobre el diseño que tendrá la carrera Séptima que las reacciones se pueden clasificar por su origen. Desde la derecha, el centro y la izquierda han llegado los señalamientos por la forma en que se transportarán los capitalinos en la emblemática vía.

Las críticas coinciden en el mismo punto: por la séptima pasarán buseslo que muchos han señalado como una extensión de Transmilenio.

¿Qué dicen los antecesores de Claudia López?

Uno de los ataques más feroces contra la alcaldesa es de Gustavo Petroque ha señalado que la idea de López es meter más Transmilenio en la capital.

“Más Transmilenio, pero no así”, publicó el exalcalde en su cuenta de Twitter, donde sostuvo que la mandataria obedece a intereses de dueños de buses. De paso, agregó que esta determinación favorece a los “beneficiarios” de las alcaldías de Enrique Peñalosa.

Petro también sostuvo que con la idea del corredor verde el sector de mayor valorización que queda en la Séptima el es único que no tendrá Transmilenio.

Peñalosa, por su parte, señaló que la idea de López no tiene nada de novedosa y que su proyecto de Transmilenio por la Séptima esperaba operar con buses eléctricos.

De hecho, uno de los escuderos de Peñalosa, su exsecretario de Salud Luis Gonzalo Morales, dijo que la idea de la mandataria es la misma que la de su antecesor, solo que con otros colores.

Aseguró, además, que los ataques de López a Peñalosa eran una simple estrategia de campaña.

Desde el Concejo también atacan a Claudia López por su corredor verde

En el cabildo capitalino, uno de los primeros en señalar a López fue el presidente de la corporación, Carlos Fernando GalánEl excandidato a la alcaldía apuntó al discurso de López durante la campaña en contra de Transmilenio y subrayó que la mandataria “terminó proponiendo un corredor con carril exclusivo para buses verdes, pero buses al fin y al cabo”.

Puso de relieve lo que podrían ser considerados eufemismos desde la administración local y dijo que aunque “le cambien el nombre, es un corredor de transporte público con carril exclusivo para buses”.

Otro de los que criticó a López desde la corporación fue el concejal Carlos Carrillo, del Polo Democrático, que fue contundente al decir que habrá “Transmilenio” por la Carrera Séptima y que esto constituye un incumplimiento más de la administración López.

Carrillo expone que “la Alcaldesa confirma nuevamente que su administración es, en temas de movilidad, la continuación del gobierno de Enrique Peñalosa”.

Incluso, López recibió señalamientos de su propia bancada, pues la concejal Lucía Bastidas (muy cercana a Peñalosa), de la Alianza Verde, insinuó que el modelo propuesto por la alcaldesa es un viaje al pasado en materia de movilidad.

Cuestionó el cambio de diseño en las estaciones, dijo que esa propuesta será insegura para los capitalinos y recordó lo que fue la troncal de la Caracas para los bogotanos.

Hasta en el Congreso están molestos con el corredor verde de Claudia López

En el Senado, Gustavo Bolívar, de la Colombia Humana, recordó que no es la primera vez que López está en el ojo del huracán por la movilidad en Bogotá y sacó a relucir el proyecto de Transmilenio por la avenida 68.

El senador dijo que López sigue mintiendo, que está incumpliendo con sus promesas y que incurre en fraude electoral.

Desde la Cámara también hubo voces de protesta, y el representante Germán Navas reforzó la idea de que López es continuista con las políticas de Peñalosa. Destacó que el único cambio es el color del sistema de transporte.

Claudia López defiende su corredor verde

En su Twitter, la mandataria negó que el corredor sea una nueva troncal de Transmilenio. Sostuvo que a esa propuesta la derrotó en las elecciones. Además, advirtió que está a punto de darse su contratación para que su construcción empiece en 2022.

Además, López apuntó que habría 24 kilómetros de bicicarril continuo, habrá carriles exclusivos en un 29 % del espacio, y los carros particulares tendrán el 15 %.

Finalmente, la alcaldesa apuntó que el 87 % de los viajes del corredor de la Séptima serán cero emisiones.