“Vuelvo a reiterarle mi llamado al comandante en jefe de la Policía Nacional, que es el presidente de la República. Seis muertos, señor presidente, ¡6 muertos!, además del caso de Javier Ordóñez. Es indispensable hacer una reforma seria a los cuerpos de seguridad y a la Policía”, afirmó López, en rueda de prensa virtual. 

A pesar de que ella es la jefe de la Policía en Bogotá, reiteró una y otra vez que nunca dio la orden de usar armas letales como las que habrían tomado los uniformados para presuntamente responder ante los ataques vistos en los disturbios por la muerte del abogado Javier Ordóñez.

“Esto ya no es ni siquiera un abuso policial. Si nadie dio la orden a la Policía de usar armas de fuego y mucho menos de atentar conta la ciudadanía ¿Por qué lo hizo? ¿Qué clase de entrenamiento reciben para tener esa respuesta absolutamente desproporcionada ante una manifestación ciudadana?”, preguntó la alcaldesa. 

Posteriormente, pidió al presiente que se modifique el método de investigación de los casos de abuso policial, como los denunciados a través de redes sociales este miércoles. 

“Es urgente, señor comandante en jefe de la Policía Nacional, señor presidente de la República, no solamente que estos hechos se investiguen por un organismo independiente que garantice justicia, sino que estructuralmente se reforme el reclutamiento, capacitación y protocolos de métodos de investigación de casos de abuso al interior de la Policía”, indicó López. 

Asimismo, presentó cifras que, según ella, acabarían con la idea de “casos aislados” dentro de la Policía Nacional. 

“Ya no se trata de casos aislados. 58 heridos por arma de fuego no son casos aislados, 6 muertos no son casos aislados, 141 denuncias de abuso policial en lo corrido del año en Bogotá no con casos aislados. Le ruego a la Policía que reconozca la gravedad de lo ocurrido, que pida perdón a la ciudadanía y a las víctimas”, concluyó la alcaldesa.

Estas fueron las declaraciones de la alcaldesa (desde el minuto 12:25):