El hombre fue capturado y presentado por la Policía el miércoles pasado, y según dio a conocer la Fiscalía en un comunicado, Ramírez tendrá que responder por delitos de acceso carnal abusivo, explotación sexual y estimulación a la prostitución con menor de 14 años.

Este comunicador, de 51 años de edad, “habría usado su actividad profesional para seducir y abusar sexualmente de una menor de 13 años de edad (para la época de los hechos), a quien le prometió que aparecería en el canal de televisión si se sometía a sus vejámenes”, detalló el organismo acusador.

La investigación arrojó que estos hechos ocurrieron en 2016 luego de que Ramírez contactara a la menor “por una red social”, y de ahí en adelante, dice la Fiscalía, fue tal la confianza entre ambos que la víctima viajó a Honda desde Bogotá con dinero que el procesado “le enviaba”.

El ente investigador asegura que entre las pruebas que recolectó hay varios testimonios de testigos, y que uno de ellos es el de la hermana de la víctima, que vive en Honda, y que detalló el estado “deplorable” en el que su familiar llegaba a la casa luego de los encuentros con el periodista: “Sucia, alucinando, al parecer, por abuso de sustancias estupefacientes y alicorada”.

Finalmente, la Fiscalía anunció que también investiga si Ramírez ofrecía a la menor “a amigos suyos para que tuvieran relaciones sexuales”, y habla de montos de dinero que van desde 50.000 hasta 250.000 pesos.

Debido a la gravedad de las acusaciones y a las pruebas de la Fiscalía, el juez del caso ordenó enviar a la cárcel al reconocido periodista en Honda.

La defensora de derechos de los niños Yohana Jiménez compartió un mensaje en Twitter para rechazar estos actos y exigir “la máxima condena”, y compartió una imagen del presunto abusador.