Al uniformado lo detuvieron en su vivienda en la localidad de Bosa y fue trasladado al Búnker de la Fiscalía para legalizar su captura y comenzar con su judicialización, indicó Noticias Caracol.

Mientras tanto, agregó Blu Radio, esas mismas autoridades continúan los operativos para dar con el paradero a Juan Camilo Lloreda Cubillos, el otro agente que se ve en el video propinándole descargas eléctricas a la víctima en la madrugada del 9 de septiembre, en Bogotá.

Más temprano este jueves se había conocido que un juez expidió la orden de captura contra los dos patrulleros dela Policía Nacional por el delito de homicidio agravado.

Desde entonces los estaban buscando pero ambos estaban desaparecidos desde la noche anterior, pues sus celulares estaban apagados y no se había podido hacer la orden de detención.

Además, la Fiscalía también investiga si otros cinco uniformados están involucrados en los hechos, pues además de la golpiza que, según versiones de testigos, Javier Ordóñez recibió en el CAI Villa Luz también habrían alterado documentos relacionados con el irregular procedimiento en la localidad de Engativá.

Este miércoles, en una sesión de la Cámara de Representantes se conoció el desgarrador testimonio de Wilder Salazar, amigo de Ordóñez que estaba con él esa noche y vivió la tortura a la que fue sometido y lo llevó al hospital, donde le dieron la noticia que había fallecido a causa de los golpes.

Además del proceso penal, los uniformados también enfrentarán un juicio disciplinario en la Procuraduría por “abuso de autoridad en acto arbitrario e injusto y homicidio”.