El caso más reciente ocurrió este miércoles, sobre las 5:30 de la tarde, en la localidad de Suba, en el sector de Calatrava, donde un árbol de más de 30 metros cayó sobre la vía, y afectó el cableado eléctrico de la zona y el paso de vehículos.

El Cuerpo Oficial de Bomberos habría tardado, por lo menos, ocho horas en remover al gigante verde, según Citynoticias.

En la mañana del miércoles, la avenida Boyacá vio a otro de esos gigantes desplomarse. El cuerpo de socorro de la estación Bicentenario llegó a la calle 169 B para tronzar otro troncó que terminó en la calle.

De igual forma, se atendió una emergencia por la caída de otro árbol en plena vía, también en la avenida Boyacá, esta vez, con calle 118.

El martes en la tarde, cuando cayó un fuerte aguacero que desató problemas de movilidad en la capital, fue en el centro de Bogotá donde otro árbol terminó extendido sobre un corredor vial. En esa oportunidad, la calle Quinta con carrera 25 se vio comprometida.

Fontibón también fue testigo del desplome de un árbol que ya amenazaba con caer en la carrera 108 con calle 16 H. Los bomberos tuvieron que llegar para cortarlo y evitar emergencias.

El triste rosario de caídas empezó precisamente cuando comenzaron los aguaceros en la capital. El priomer caso reportado fue el de uno que cayó en la calle 176 con carrera 67, informaron las autoridades.

Si bien los desplomes de los árboles desencadenaron taponamientos en las vías y problemas de movilidad, cabe destacar que en ninguno de los casos de los últimos días hubo heridos.