Este detalle se lo contó una tía de Javier Ordóñez, el hombre que falleció en las últimas horas luego de ser reducido por varios impactos de una pistola ‘taser’ que usaron policías en el sector del barrio Villa Luz, localidad de Engativá.

De acuerdo con CM&, la familiar también vive en el conjunto residencial en el que vivía el abogado y contó que los niños son menores de edad. La revista Semana, por su parte, asegura que Javier Ordóñez no ejercía actualmente como abogado, sino que trabajaba como taxista.

Asimismo, este último medio informó que la madre de la víctima tampoco está enterada de la muerte, entre otras cosas, porque vive en Barcelona (España).

Algunos amigos de Ordóñez también contaron que, por cuenta del maltrato que le propinaron los policías, fue trasladado a la Clínica Infantil, cercana a esa zona de la ciudad, y allí perdió la vida.

Esta mañana también otro amigo contó a Noticias Caracol que el médico del hospital al que lo llevaron le aseguró que había muerto por los golpes que le propinaron. “Llegué yo al CAI y ya estaba mi amigo desgonzado, ya casi muerto, lleno de moretones. Lo trajimos al hospital y a los cinco minutos el médico nos dice que falleció. El médico me dice: ‘Él falleció por los golpes’”.

Acto seguido, el hombre manifestó que esta no era la primera vez que uno de los policías se topaba con el abogado. “Estábamos tomándonos unos tragos, abajo en el parqueadero. Uno de los policías le dijo a mi amigo: ‘Esta vez no se me salva’. Ya lo había encontrado varias veces tomando en la calle. Mi amigo le dijo: ‘Pues póngame el comparendo y yo lo pago’”.

Tras el hecho, la Policía Metropolitana de Bogotá informó que suspendió de actividades a dos de los uniformados que estuvieron inmersos en el procedimiento, en el que falleció el ciudadano.

“Es importante aclarar que las causas de este deceso son materia de investigación por parte de las autoridades competentes”, afirmó la Metropolitana en un comunicado.

Aquí, el video del presunto abuso policial contra el abogado Javier Ordóñez: