Precisamente, mediante un mensaje en su cuenta de Twitter, la policía de Cambria publicó hace unos 10 minutos:

“Los servicios de emergencia han estado trabajando para resolver de manera segura la situación en la chimenea Dixons, incluido el uso de helicópteros. Sin embargo, el rescate no ha sido posible debido a la precaria posición en la que se encuentra el hombre y la posibilidad de que la corriente de aire empeore la situación. Esfuerzos en curso para salvar al hombre”.

Por su parte, el diario The Telegraph explica que desde la madrugada de este lunes se escuchaban los gritos de desespero y pedida de ayuda del sujeto, antes de que llegaran al lugar de los hechos la policía y los bomberos.

Los servicios de emergencia han utilizado helicópteros y drones para tratar de salvar, de la manera más segura, al inglés, pero todavía no lo han logrado, por ello, John McVay, jefe de los bomberos y rescate de Cumbria, pidió a la comunidad ayuda para encontrar “un gran recolector de cerezas”, indica el rotativo británico.

“Este es un proceso muy complejo y difícil dados los peligros obvios para el hombre y la extrema dificultad para acceder a él… Pido a las personas afectadas por el incidente y los cierres de carreteras que sigan mostrando paciencia. También me gustaría pedirle a cualquiera que tenga un recolector de cerezas que supere los 90 metros dentro de Cumbria que se comunique con la policía”, añadió McVay, citado por Telegrpah.