Videos publicados en redes muestran que, de un momento a otro, Yoel —de nacionalidad cubana— y el policía empezaron una discusión que terminó en golpes: el oficial le lanzó un puño al hombre, lo tiró al piso y siguió pegándole para arrestarlo.

En medio de esa salvaje detención, Diana gritaba por ayuda y le pedía al policía que detuviera los golpes. Los hijos de la pareja, un bebé de coche y un menor que no supera los 5 años, fueron testigos de lo que ocurrió.

En una de las grabaciones compartidas en redes, la mujer explicó que a ella y a su esposo solo les faltaba pagar las cosas que habían metido en el carrito de mercado. Según su testimonio, ellos intentaron decirle esto al uniformado, pero él no les entendió porque no sabía español, y ellos no hablaban inglés.

Jacksonville.com informó que Yoel terminó con la nariz fracturada y con moretones en los ojos por culpa de los puñetazos que le propinó el uniformado.

Aunque las autoridades indicaron que se investigarían el caso, estas también defendieron el accionar del policía diciendo que “está muy claro que el acusado no solo golpeó el brazo del oficial, sino que también se resistió a él”, recogió el portal.

“Eso a mí me parece un abuso, me parece que violaron nuestros derechos como personas y no es justo que mi esposo tenga que ir a una corte a pagar por unos cargos que le quieren imputar cuando él no hizo nada”, manifestó Diana a Noticias Caracol.

La colombiana agregó al mismo medio que no entiende por qué el uniformado reaccionó de esa manera si en el supermercado había unas 30 personas, y solo a ellos les pidieron que salieran del lugar.

A continuación puede ver uno de los videos que muestran el salvaje arresto. Aunque hay otros dos, Pulzo se abstiene de publicarlos debido al violento contenido; aun así, podrá verlos haciendo clic en este enlace.