Juan Guaidó se puso delante de sus compatriotas y los invitó a participar en la marcha que llevará a cabo el próximo 16 de noviembre “para sacar al país”, de la dictadura de Nicolás Maduro.

“Puedo bajar al metro y darles la cara porque estamos juntos, porque lo vamos a lograr, porque este país lo merece, porque no estamos solos, porque vamos para adelante…”, manifestó el presidente interino, entre aplausos de algunos de sus seguidores.

Posteriormente, Guaidó saludó a varios usuarios del transporte y les repitió que esperaba que se manifestaran el sábado en la marcha.

Cuando llegó a la estación el Capitolio, el mandatario encargado caminó hasta el Parlamento acompañado de varios ciudadanos. Allí lo estaban esperando otras personas más que también le manifestaron su apoyo.

Guidó, reconocido por casi 60 países como presidente de Venezuela, convocó hace más de un mes a una gran manifestación en Caracas el 16 de noviembre contra Maduro.

En las últimas semanas Guaidó también ha recorrido varios estados de Venezuela y ha participado en numerosas reuniones políticas para impulsar la convocatoria del sábado que, según el líder opositor, será una oportunidad para protestar por la severa crisis económica que atraviesa el país petrolero.