En el video, que se compartió profusamente en redes sociales, se ve cómo el borracho que conduce un Volkswagen Golf intenta arrollar al motociclista, con quien se enfrascó en un altercado que pudo terminar peor.

El conductor de la moto debió esquivar las otras embestidas del alcoholizado luego de que este le estrellara su vehículo, el cual quedó tirado en el piso, mientras el agredido le gritaba y le pegaba al Volkswagen con el casco.

Posteriormente, la policía capturó al violento borracho que quiso escapar del lugar, después de bajar de su auto y pelear con la víctima de la agresión.

De acuerdo con el diario Clarín, la moto Gilera 110 color rojo quedó prácticamente en pérdida; mientras que el conductor sufrió lesiones leves y fue atendido en el lugar por personal médico.

Además, los oficiales que capturaron al agresor tuvieron que trasladarlo rápido a la cárcel, porque los vecinos de los apartamentos cercanos empezaron a lanzar objetos “contundentes en forma de protesta, agrega el mismo diario.

Ya en la estación de policía le hicieron la prueba de alcoholemia y el hombre, del cual no revelaron su nombre, tenía  1.7 g/l (gramos de alcohol por litro de sangre), 3 veces más de la cantidad permitida para circular en la ciudad de Buenos Aires, detalla el rotativo argentino.

A pesar de la agresión, de manejar borracho, de violar la cuarentena y hasta intentar fugarse, el hombre fue liberado tan solo 24 horas después, finaliza Clarín.