La mayoría de las víctimas son alemanes y entre ellos hay 18 mujeres y 11 hombres. Unas 50 personas viajaban en el vehículo. La cifra fue entregada por el mandatario a la cadena pública RTP3, luego de que el vehículo se saliera de la carretera y cayera sobre una vivienda.

El accidente se produjo sobre las 18:30 hora local cuando el conductor del autobús perdió el control en una curva de la vía.

El accidente causó además dos decenas de heridos, entre ellos el conductor del autobús y el guía turístico, de nacionalidad portuguesa, varios de los cuales fueron trasladados al hospital de Cruz de Carvalho y otros han recibido asistencia en el lugar, según los medios portugueses; otros serán evacuados desde la isla al continente.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, que en un principio anunció que se desplazaría este mismo miércoles a la isla, decidió aplazar su viaje para dejar el avión de la Fuerza Aérea Portuguesa que iba a utilizar para el transporte de heridos.

Al lugar del siniestro se desplazaron diecinueve vehículos de emergencias, entre protección civil, bomberos y servicios médicos.

Tras el traslado de los heridos, comenzaron las tareas de retirada de los cuerpos en la zona del siniestro, donde se ha establecido un cordón de seguridad que impide el acceso de la prensa.