El Gobierno Nacional ha decidido la suspensión por 24 horas de las actividades laborales y educativas en todo el país“, indicó el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez.

Añadió que el régimen ha puesto “desde el mismo momento de los ataques” todo el esfuerzo “para restituir, tan pronto sea posible, el servicio eléctrico en todo el territorio nacional”.

Venezuela permanece aún sin luz tras los dos apagones que se produjeron este lunes, que la dictadura de Maduro atribuye a “ataques” contra el sistema eléctrico.

El último corte de luz se produjo a las 9 y 50 de la noche, hora local y aún continúa en todo el país sin que hasta el momento se haya informado oficialmente sobre su alcance.

Rodríguez indicó en la noche del lunes que este corte de suministro se produjo por “un ataque de magnitud en el patio de los autotransformadores de la central hidroeléctrica Guri” que “generó una caída de la transmisión de las líneas muy importante” que se distribuyen desde la principal planta productora de electricidad del país.

Sin embargo, Juan Guaidó reaccionó responsabilizando al “régimen” de Nicolás Maduro: “Mienten para no asumir su responsabilidad en esta crisis homicida. Y además están poniendo en riesgo lo poco que queda en pie de la infraestructura eléctrica nacional”.