De acuerdo con el estudio, el hombre de 61 años fue diagnosticado en el Reino Unido con este tipo de cáncer luego de que se le realizará una biopsia debido a que sufría adenopatías (enfermedad en los ganglios linfáticos), informó la BBC.

La investigación, citado por la cadena de noticias británica, precisó que el paciente también dio positivo para coronavirus y fue internado en un centro médico, ya que presentó algunas dificultades para respirar.

“El sujeto fue dado de alta para convalecer en su residencia tras once días de la mejor atención sanitaria de apoyo en sala. No se le administró corticosteroides ni inmunoquimioterapia”, agregó.

Después de cuatro meses de haber dado positivo, los doctores notaron que el hombre tuvo una reducción en la inflamación de los ganglios y una disminución general del linfoma, enfatizó el informativo inglés.

La hipótesis, planteada por los especialistas en el estudio y compartida por la BBC, indicó que la infección causada por el COVID-19 “desencadenó una respuesta inmunitaria antitumoral”, provocando una mejoría notable en el paciente.

“Las citocinas inflamatorias producidas en respuesta a la infección podrían haber activado células T específicas con antígenos tumorales y células asesinas naturales contra el tumor. El SARS-CoV-2 le habría curado el linfoma”, puntualizó.

Aunque no entregaron mayores detalles, el estudio recalcó que la implementación de los algunos procedimientos para combatir el coronavirus sirvió para tratar al mismo tiempo las células cancerígenas que tenía el sujeto, concluyó la cadena de noticas.