En vez de detenerse a ayudar a las víctimas, el periodista huyó a toda velocidad y, después de recorrer varios kilómetros, abandonó su vehículo. En seguida, cogió un taxi y se dirigió a su casa. Todo ocurrió el domingo pasado, indicó Infobae.

Unas 14 horas después de lo ocurrido, Veppo se entregó a las autoridades. De acuerdo con el portal argentino, el comunicador aseguró en su indagatoria que, después de chocar “algo”, siguió “manejando de los nervios” y luego entró “en estado de shock”. El periodista no dijo nada cuando le preguntaron si no quiso frenar para verificar lo que había golpeado.

Veppo fue acusado de “homicidio simple con dolo eventual, lo que podría derivar en una condena de más de 20 años de cárcel“, señaló el mismo medio. Actualmente, se encuentra en una cárcel de Ezeiza.

José Luis Ferrari, el abogado que llevaba el caso del periodista, renunció este jueves a seguir defendiéndolo porque, según él, Veppo le mintió. Diario 26 recogió el anunció de Ferrari:

“Hay dos maneras de abordar la defensa, desde la inocencia o de la culpabilidad. Si es culpable, la idea es acercar la pena al mínimo. Veppo minimiza hechos, dice no recordar. No recuerda lo que no quiere. Refirió que no tenía antecedentes penales, cuando los tiene”.

Sobre los antecedentes que mencionó el abogado, Todo Noticias informó que Veppo y su hermano “fueron denunciados hace cinco años por amenazas”. Asimismo, el comunicador “tiene una causa en trámite por atentado y resistencia a la autoridad en 2018”.

Ese medio también indicó que, además de ser acusado por la muerte de Cinthia Choque, Veppo deberá responder por las lesiones que le causó al otro agente de tránsito, quien en este momento se debate entre la vida y la muerte en un hospital.

A continuación puede ver el video del momento exacto en que el argentino atropelló a los agentes de tránsito y, en seguida, la grabación de cuando huyó: