Los descarados estafadores le dieron nombre al supuesto bebé y le escribieron un ‘sentido’ obituario luego de su ‘muerte’, luego de que engañaron a todos con que su bebé había vivido solo 5 horas después de nacido, explica el portal británico Unilad.

Incluso, para hacer más creíble su historia, los Lang dijeron que el bebé había nacido a las 3:11 de la madrugada y que había pesado 7 libras y 2 onzas, pero que había muerto por problemas respiratorios.

El muñeco que utilizaron para tomar la foto del obituario se vio bastante creíble, pero la policía descubrió el bebé de plástico en casa de los Lang, después de que fueron denunciados por Cynthia Dilascio, amiga de Kaycee.

Dilascio comenzó a sospechar cuando los Lang invitaron a un servicio fúnebre alegando que el bebé había sido cremado y con solo la foto del obituario como evidencia.

Desde el principio, revela el portal, Dilascio no estaba muy convencida de la historia, por lo cual llamó a la funeraria donde presuntamente habían cremado al bebé y allí le dijeron que no había registros de un Easton Walt Lang, nombre que sus ‘padres’ se inventaron.

Luego, Dilacio dio aviso a la policía, que llamó al hospital donde los Lang decían que había nacido su bebé y, como es obvio, no encontraron registros, por lo que procedieron a allanar la vivienda de los Lang y aprehenderlos.

El monto que alcanzaron a recoger no fue muy abultado, de 550 dólares, pero además recibieron regalos de familiares y amigos.

Por su parte, el portal GoFundMe, un portal de financiación colectiva, publicó un comunicado que condena la actitud de los Lang, la que considera “inaceptable”, pues reunir fondos para diferentes objetivos tiene como base la buena fe de que quien los requiere es porque de verdad los necesita y no los puede reunir por sus propios medios.

Por ahora, la pareja fue dejada en libertad y tendrá que presentarse a una corte estadounidense en octubre, informó el medio.