Lo más dramático del caso es que todo se dio con la complicidad de la madre. Por ello, una fiscal está pidiendo 22 años de cárcel para el padre, 20 para el hermano y 12 para la madre, destaca el portal gaucho Misiones Online.

“Mi primer beso fue con mi papá”, narra Ana Paula citada por Tiempo de San Juan, lo que le agrega un ingrediente más de drama al aberrante caso de abuso intrafamiliar.

La joven dice, según Misiones Online, que el padre era quien la tocaba y la manoseaba desde que tenía 9 años, pero que fue con su hermano con quien perdió la virginidad, a los 12 años, para 3 años más tarde quedar embarazada de él, aunque los medios no dicen si el bebé nació, pues la joven dice que su mamá le daba de todo tipo de pastillas (¿para provocar un aborto?).

Ana Paula cuenta que desde que era pequeña le contó a su madre de los abusos pero esta nunca le creyó, o por lo menos hizo como si no le creyera, y por ello tendría que pagar varios años de cárcel.