Todo ocurrió cuando la mujer intentaba sacar a su hija del carro por una ventana que estaba “medio abierta”. Su esposo Artur la encontró inconsciente poco después, informó Daily Mirror citando medios locales.

El hombre rompió el vidrio, sacó a Yulia y llamó a emergencias. La mujer fue trasladada de inmediato a un hospital, donde la atendieron por asfixia y daño cerebral. Ella murió 8 días después del accidente, indicó el diario inglés.

De acuerdo con Daily Mail, los médicos no pudieron salvarle la vida a la bielorrusa porque “su cerebro sufrió daños irreversibles causados por las arterias colapsadas”.

El rotativo británico añadió que Yulia cumplió 21 años el mismo día de su muerte (el pasado 8 de septiembre).