Ese mismo día (el pasado 11 de febrero), el hombre se fue a dormir y ella aprovechó para golpearlo con una prótesis que él usaba en la pierna derecha. The Times-Picayune informó que esto ocurrió luego que ambos tomaran varios tragos de ginebra.

La mujer llamó a un familiar para contarle lo que había hecho y luego huyó del lugar al pensar que había matado a su ahora exnovio. Entre tanto, el hombre se despertó cubierto de sangre, con una herida en la cabeza y otra en la mano derecha, indicó el mismo periódico.

Aunque oficiales de policía la buscaron de inmediato, ellos no pudieron encontrarla. El arresto de la mujer solo se dio hasta el pasado miércoles, sin posibilidad de fianza, agregó el medio.

De acuerdo con Fox News, Michelle permanece recluida en una cárcel ubicada en la ciudad de Gretna.