Una versión no oficial cuenta que el emérito rey Juan Carlos de Borbón, entonces de 18 años, apuntó hacia su hermano Alfonso, de 14, un revólver calibre .22 y disparó accidentalmente una bala que perforó la frente del pequeño ocasionando su muerte, casi instantánea, destacó Infobae.

¡Júrame que no lo hiciste a propósito!”, habría exclamado, profundamente perturbado, don Juan de Borbón al futuro heredero de la corona española que, al día siguiente, fue enviado a España protegido por un silencio oficial que duró 59 años, reseñó ese medio.

Ahora lo echo mucho de menos. No tenerlo a mi lado. No poder hablar con él. Estábamos muy unidos, yo lo quería mucho, y él me quería mucho a mí. Él era muy simpático“, manifestó el monarca español al cineasta francés Miguel Cortois, durante el rodaje del documental ‘Yo, Juan Carlos I, Rey de España’.

La muerte accidental de ‘Alfonsito’ sucedió durante el exilio de la familia real española en Portugal, en el comienzo del republicanismo español y el ascenso al poder del general Francisco Franco. La dictadura contribuyó a acallar los rumores del fatal incidente, apenas conocido por un breve comunicado oficial que decía:

“Estando el infante don Alfonso de Borbón limpiando una pistola de salón con su hermano, la pistola se disparó, alcanzándolo en la región frontal, falleciendo a los pocos minutos. El accidente sucedió a las 20:30 horas, al regresar de los oficios de Jueves Santo, donde había recibido la sagrada comunión”, reseñó el portal de noticias.

No obstante, una versión de Bernardo Arnoso, amigo de don Juan de Borbón, afirmaba que el entonces heredero de la corona confesó que apuntó el arma sin saber que estaba cargada y apretó el gatillo para impresionar a su hermano, agregó Infobae.