Medios locales indican que el incendio en el bar se produjo presuntamente tras la irrupción en este de varios atacantes con cócteles molotov, que además dejó otras 13 personas heridas..

El fuego originado ocasionó el pánico entre las personas que estaban en el local, muchas de las cuales no pudieron abandonar el lugar a tiempo, según testigos.

La Fiscalía General de México anunció en un comunicado que está realizando las primeras investigaciones “y se coordina con autoridades para el esclarecimiento de los hechos por el incidente”.

El organismo “condena lo que podría ser un artero ataque ocurrido la noche de ayer en un bar de la ciudad de Coatzacoalcos” que provocó un incendio e informa de que 8 de las víctimas mortales son mujeres y 15 son hombres.

Además, “trece personas se encuentran lesionadas gravemente como consecuencia de los hechos, quienes ya reciben atención médica en distintos hospitales del Sector Salud“, añade.

Por su parte, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, se comprometió a dar con los responsables de este ataque ocurrido en uno de los puertos más importantes del sur de México.

El mandatario aseguró en su cuenta de Twitter que “la Guardia Nacional, el Ejército Mexicano y la Secretaría de Marina, entre otros, persiguen a los sujetos que incendiaron la noche del martes el bar Caballo Blanco en el puerto de Coatzacoalcos”

Algunos medios como La Prensa hablan ya de la peor masacre ocurrida en este estado mexicano e incluso la comparan con la que tuvo lugar en 2011 en el Bar Royale, en Monterey, que fue incendiado y atacado con armas de fuego en un suceso que costó la vida a 52 personas.

La fiscalía, aunque no habla directamente de un ataque, señala que realizará todos los actos de “investigación necesarios para establecer, en primer lugar, si los hechos ocurridos son consecuencia de un ataque doloso, para garantizar que no queden impunes, desplegando todos los recursos humanos, técnicos y materiales que sean necesarios“.