“Nosotros no podemos ingresar a una residencia de una embajada de cualquier país, en este caso de España o de Francia, y que la justicia se (los) lleve por la fuerza. No se puede, no se puede”, contestó Arreaza en una entrevista radial a una periodista que le preguntó por la supuesta presencia de Guaidó en la embajada francesa, así como por su mentor, Leopoldo López, quien se encuentra en calidad de huésped en la residencia del embajador español en Caracas desde hace más de un año.

“Esperamos que esos gobiernos rectifiquen (…) y entreguen a los prófugos de la justicia a la justicia venezolana”, agregó Arreaza, dando a entender que la versión sería cierta.

El canciller venezolano dijo que se trata de una “situación profundamente irregular”. “Es una vergüenza para la diplomacia de España, es una vergüenza para la diplomacia de Francia lo que ha ocurrido y eso les va a pasar factura muy, muy pronto”, continuó.

Francia y España se cuentan entre los más de 50 países que, encabezados por Estados Unidos, reconocen a Guaidó como presidente encargado de Venezuela después de que el Parlamento de mayoría opositora declarara “usurpador” a Maduro, acusándole de haber sido reelegido fraudulentamente.

El lunes, Maduro insinuó que Guaidó estaba “escondido en una embajada”, aunque lo hizo sin mencionarlo expresamente, en un señalamiento que negó de inmediato el dirigente opositor.

“Te mienten”, escribió el líder opositor momentos después en Twitter, asegurando estar “donde siempre, con la gente”.